Bienvenidos a este pequeño rincón de imaginación, (un poquito de) locura y magia. ¿Que quién soy yo? Pues soy una enamorada de la vida y de los libros con mil sueños y delirios de escritora. ¿Qué vais a encontrar aquí? Pues todo lo que te puedes encontrar, precisamente, entre las páginas de un libro: fotos, anotaciones, recuerdos, notas, reflexiones, un poco de poesía, humor y alguna sátira, historias,… y un poco magia.

Ahora sí, disfrutad de vuestro viaje por este mundo Entre las páginas de un libro.

lunes, 18 de junio de 2012

Entre las paginas de un libro

Os recomiendo escuchar mientras leéis.
http://www.youtube.com/watch?v=aWUqluu7nS0



Andaba hacia la biblioteca casi con prisa, no quería perder ni un solo minuto. Por fin llegué. Estaba frente a la puerta, cogía aire y abrí.
Un suave resplandor iluminó mi cara. Sonreí. Entre y al momento noté como el ambiente de la biblioteca me envolvía y me volvía cada vez más ligera. Era como una dulce y fresca brisa en una mañana de verano. Cerré los ojos, olía a magia y a papel. Avancé unos pasos y me paré. Me puse de puntillas y cuando me quise dar cuenta flotaba en el aire. Abrí los ojos con una sonrisa. Volé por la biblioteca de un lado para otro, paseando la mirada por la altísimas estanterías, cada cual con con una forma diferente. Disfruté de la magnífica sensación. Esquivé un hilera de libros flotante que se dirigían cada uno a su estantería, me "choqué" con una de la luces etéreas que iluminaban la sala, me acerqué a los grandes ventanales que nos enseñaban el cielo azul.

Luego, sin más dilación volé hasta la estantería donde se encontraba "mi libro". Una vez mis dedos hubieron tocado el lomo del libro, este comenzó despedir suaves rayos de luz provenientes de su interior. ignoré todos los cómodos sillones que llenaban la estancia, tanto abajo en al suelo como arriba en el aire. hacía unos pocos días había descubierto algo muy interesante que podía hacer con aquellos libros que hubiese leído. Abrí el volumen con cuidado y un blanco resplandor me iluminó la cara. Me concentré en las letras cerré los ojos con fuerza.

Y cuando los abrí ya no me encontraba en la biblioteca sino dentro de "mi libro". Bajé la mirada y vi como el extremo de un casi transparente lazo se ataba a mi cintura, mientras que el otro se perdía en el cielo uniéndome con el mundo real. Sin embargo aquella vez no quería recorrer ese mundo, ni ver mis parte favoritas. Esa vez quería vivir yo mi propia historia dentro "mi libro". Saqué de mi bolsillo una pequeña libreta y un pequeño frasco de tinta. Abrí la libreta y en la primera pagina derramé parte de la tinta del bote. "Esto será suficiente"me dije a mí misma. Acto seguido cerré la libreta y cogiendo el lazo que tenía en el pelo, até la libreta al cordón que me unía con la Tierra. En ese momento dejé de flotar y mis pies pisaron tierra firme.
Recorrí durante las horas siguientes "mi libro" viviendo mi propia historia, mi propia aventura. 

Entonces sentí como algo tiraba de mí, despegando mis pies de la tierra, alejándome de aquel maravilloso mundo que tanto me gustaba.

Cuando abrí los ojos me encontraba de nuevo en la biblioteca, y Rof, el bibliotecario de barba  castaña-pelirroja y de gafas de leer, me miraba con una mirada traviesa y divertida y los brazos en cruz intentando parecer serio y enfadado.
-Ya es la hora, tienes que irte.- Miré a mi alrededor, como de costumbre no había ya nadie en la biblioteca, yo siempre era la última. Rof me dejaba quedarme leyendo o dentro de un libro unos minutos mientras él ordenaba algunos libros. Pero ya se me había acabado el tiempo. Entonces me acordé de algo. Palpé mi bolsillo con ansiedad y saqué mi libreta. al verla Rof me miró con una sonrisa divertida. Abrí la libreta y contemplé  agradablemente sorprendida que esta estaba escrita. En la libreta figuraban las aventuras que había vivido entre las paginas de un libro.





No hay comentarios:

Publicar un comentario