Bienvenidos a este pequeño rincón de imaginación, magia y una pizca de locura. ¿Que quién soy yo? Pues soy una enamorada de la vida y de la lectura con mil sueños y delirios de escritora. ¿Qué vais a encontrar aquí? Pues todo lo que te puedes encontrar, precisamente, entre las páginas de un libro: historias, fotos, dibujos, recuerdos, notas, reflexiones, un poco de poesía, humor y alguna sátira… y, escondida entre las letras, un poco magia.

Así que no os quedéis en la portada, pasad y disfrutad de vuestro viaje por este mundo Entre las páginas de un libro.


viernes, 16 de septiembre de 2011

Nuestro mundo

Antes de comenzar a leer esta entrada, abrid en otra pestaña esta dirrección http://www.youtube.com/watch?v=8Eko5aPvEnY  Escuchad la canción mientras leeis.


Nuestro mundo es lugar maravilloso, lleno de criaturas fascinantes, lleno de vida. Nada que haya creado el hombre es comparable a la obra maestra de la Naturaleza. La explosión de color de la primavera con sus hermosas flores, los deliciosos frutos que nos da el soleado verano, la calidez de los tonos ocres del otoño, y los fría y blanca nieve del invierno.

En la Naturaleza todo forma parte de un gran círculo, todo se transforma, todo cambia, nada se desperdicia. Sin embargo, nosotros, los humanos hemos irrumpido en ese círculo con violencia y sin cuidado, arrasando casi todo lo que se interponía en nuestro camino. No nos hemos parado a pensar en las consecuencias de nuestros actos, hasta ahora. Cuando, para algunas cosas, ya es demasiado tarde. Ya no volverán las especies que se han extinguido, ya no volverán a florecer la plantas quemadas, los bosques talados tardarán siglos en ser lo que fueron, si llegan a recuperarse algún día, los ríos y lagos que se secaron, ¿quién sabe si volverán a llenarse?, los grandes glaciares derretidos, ya nunca volverán.

Parece mentira que, siendo las criaturas más inteligentes del planeta, hayamos actuado de manera tan estúpida. Y ahora el planeta entero pide ayuda y tan solo unos cuantos han escuchado su llamada y están dispuestos a hacer lo imposible para que mejorar esta situación. Porque este problema no solo afecta a los bosques y a los que habitan en ellos, al mar y a sus criaturas, sino también a nosotros.

Hay que hacer algo y rápido si queremos que nuestro preciado planeta, ahora enfermo, se recupere, y el trabajo de la Naturaleza miles y miles de años no se venga abajo en tan solo un siglo. Aún nos queda una esperanza, nos quedan la mitad de los bosques, miles de ríos, lagos y glaciares, miles de especies aún llenas de vida, hay solución a este problema y tenemos la capacidad necesaria para cambiarlo, ¡a qué esperamos! Tenemos una  segunda y valiosa oportunidad no la desaprovechemos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario